En una ocasión, en un foro sobre la PAZ, con grandes personalidades, se encontraba entre ellas el Dalai Lama. Cuando se llegó la hora de su intervención, alguien le hizo una pregunta. Él guardó silencio, esperó como 30 segundos, tomó un gran respiro (que indicó a los demás que {el estaba a punto de compartir su sabia respuesta)  y luego dijo "NO SE, NUNCA HABIA PENSADO EN ESO".

Hay un gran error que frecuentemente sucede: pensar que las personas en posición de liderazgo siempre deben saber o siempre deben contestar y que si no sabes cometes una falta. Pero la verdad es que nadie puede saberlo todo.  Creo que es una actitud invaluable  del buen liderazgo el decirle a la gente: "NO SE, ¿TU QUE PIENSAS?"

Es perfectamente posible que otros sepan algo que tu no sabes, o que tengan una perspectiva diferente sobre ello. Se sufre mucho el culto al experto, cuando el liderazgo moderno exige ante todo humildad y apertura.  El que un líder se sienta confiado de preguntar esto, habla de su sencillez, y de la confianza que tiene consigo mismo y con su equipo.

TE INVITAMOS A COMPARTIR ESTE MENSAJE CON TODOS TUS LIDERES Y AGENTES DE CAMBIO, Y VERAS RESULTADOS SORPRENDENTES.

Melecio Ortega Arzate
Director General de Konfronta
mercadotecnia@konfronta.mx